edusword... así es como me hago llamar en la red y más concretamente en el mundo arcade. ¿De dónde viene el seudónimo? Pues básicamente de la unión de mi nombre (Edu) y de algo que desde que era crío siempre me ha llamado mucho la atención: los ninjas (sword = espada). Mucha gente se piensa que viene de Edu + Word (la palabra de Edu), pero no ;)

 

Mi nombre real es Eduardo Rodríguez (apellido muy original, sí), y soy natural de Irún (Guipúzcoa). Nací el 27 de Septiembre de 1974 (joer cómo pasan los años), y he vivido allí hasta los treinta y pocos, momento en el que me fui a Madrid por diferentes cuestiones. Actualmente vivo en Valdeolmos (provincia de Madrid) y trabajo en Trillo (provincia de Guadalajara). Soy Ingeniero Técnico Industrial en la especialidad de Electrónica, y también soy Ingeniero Superior en Automática y Electrónica. Por suerte nunca me ha faltado trabajo, lo cual es muy de agradecer viendo cómo está el país en este terreno, por lo que puedo considerarme afortunado...

 

Como es evidente, mi principal hobby son los juegos arcade, pero siempre he tenido otros como el deporte (aunque deportivamente hablando he solido hacer de todo, el ser portero de fútbol durante toda mi vida es algo que me ha marcado mucho y para siempre), el cine (especialmente de acción), o la informática. Aunque me encanta esto de los juegos retro, no me considero ningún friki, aunque evidentemente tengo mis rarezas (pero nada del otro mundo... o eso creo).

 

Mi afición por los juegos arcade me viene desde pequeño, a eso de los 12 ó 13 años. En mi barrio nunca ha habido una sala de recreativos, pero sin embargo sí es un barrio en el que siempre ha habido muchos bares, y cada uno de esos bares tenía por lo menos una recreativa, cuyo juego lo iban cambiando cada 2 ó 3 meses. La primera recreativa que vi y jugué fue Bank Panic (Sanritsu / Sega - 1984). Desde el momento en el que la vi me enamoró, y me enganchó irremediablemente para toda la vida. Jugábamos tres amigos juntos: yo manejaba la direccióin con el joystick y el botón izquierdo, un amigo se dedicaba al botón central, y el otro al botón derecho. Verdaderamente disfrutábamos cada moneda de cinco duros que echábamos. Siempre tendré un cariño muy especial a este juego. Ya sabéis: la primera vez nunca se olvida ;)

Bank Panic Bank Panic (1984): la recreativa que me desvirgó

Después de Bank Panic llegó una serie de matamarcianos que harían de éste mi género favorito desde el primer momento en el que pude disfrutarlos: Mag Max (Nichibutsu - 1985), Star Force (1984 - Tehkan), ASO - Armored Scrum Object (SNK - 1985), Finalizer - Super Transformation (Konami - 1985), Tokio (Taito - 1986), UFO Robo Dangar (Nichibutsu - 1986), Slap Fight (Toaplan - 1986), Darwin 4078 (Data East - 1986), Legendary Wings (Capcom - 1986), Jackal (Konami - 1986), Flying Shark (Toaplan - 1987), Twin Cobra (Toaplan - 1987), Silk Worm (Tecmo - 1988), Last Duel (Capcom - 1988), U.N. Squadron (Capcom - 1989), y por supuesto también el mítico Raiden (Seibu Kaihatsu - 1990). Seguro que me dejo más de uno, pero todos los que he mencionado recuerdo perfectamente cómo me hicieron pasar horas y horas de diversión y disfrute únicas e irrepetibles. Todo ello me hizo aprender a amar al género de los matamarcianos...

Mag Max Mag Max (1985)
ASO - Armored Scrum Object ASO - Armored Scrum Object (1985)
Tokio Tokio (1986)
Slap Fight Slap Fight (1986)
Legendary Wings Legendary Wings (1986)
Twin Cobra Twin Cobra (1987)
Last Duel Last Duel (1988)
U.N. Squadron U.N. Squadron (1989)
Star Force Star Force (1984)
Finalizer - Super Transformation Finalizer - Super Transformation (1985)
UFO Robo Dangar UFO Robo Dangar (1986)
Darwin 4078 Darwin 4078 (1986)
Jackal Jackal (1986)
Flying Shark Flying Shark (1987)
Silk Worm Silk Worm (1988)
Raiden Raiden (1990)

Evidentemente, no sólo de matamarcianos vive el niño viciado a las recreativas, así que durante aquellos años también descubrí, por ejemplo, los juegos arcade de plataformas, que es otro de mis géneros preferidos (mejor con scroll, pero tampoco hago ascos a los de pantalla estática). En este terreno la lista de títulos a los que jugué por entonces es enorme, siendo los siguientes los más representativos: Bomb Jack (Tehkan - 1984), Pitfall II (Sega - 1985), Ghosts'n Goblins (Capcom - 1985), City Connection (Jaleco - 1985), Green Beret (Konami - 1985), Xain'd Sleena (Technos - 1986), Rygar (Tecmo - 1986), Wonder Boy (Sega - 1986), Bubble Bobble (Taito - 1986), Baluba-louk no Densetsu (Able - 1986), Ninja-Kid II (UPL - 1987), Wardner (Toaplan - 1987), Mutant Night (UPL - 1987), Tricky Doc (Tecfri - 1987), Rainbow Islands (Taito - 1987), Rastan (Taito - 1987), Psychic 5 (Jaleco - 1987), Shinobi (Sega - 1987), Black Tiger (Capcom - 1987), Contra (Konami - 1987), Robocop (Data East - 1988), Hard Head (SunA - 1988), Legend of Hero Tonma (Irem - 1989), Toki (TAD - 1989), Midnight Resistance (Data East - 1989), Shadow Dancer (Sega - 1989), Sly Spy (Data East - 1989), Hammerin' Harry (Irem - 1990), Demon's World (Toaplan - 1990), Sunset Riders (Konami - 1991), Caveman Ninja (Data East - 1991), y Big Karnak (Gaelco - 1991). 

 

El tercer género en el que ya hacía mis pinitos por aquel entonces es el de lucha. Y es que a eso de pegar mamporros a diestro y siniestro es difícil resistirse, y cuando lo pruebas te atrae. Eso sí, siempre me he tirado más por los juegos de lucha con scroll en lugar de los típicos de lucha versus (uno contra uno). Aún hoy en día, el único juego de lucha versus al que le he dado como es debido es el Street Fighter II (Capcom - 1991), y ya en menos cuantía al Mortal Kombat (Midway - 1992). El resto de juegos de lucha al que jugaba en las recreativas son del tipo de dar mamporros a todo el que se interpone en tu camino: Kung-Fu Master (Irem - 1984), Double Dragon (Technos - 1987), Vigilante (Irem - 1988), P.O.W. - Prisoners of War (SNK - 1988), Shadow Warriors (Tecmo - 1988), Dynamite Dux (Sega - 1988), Final Fight (Capcom - 1989), Golden Axe (Sega - 1989), Teenage Mutant Ninja Turtles (Konami - 1989), y The Combatribes (Technos - 1990).

 

Respecto a los géneros de deportes y de conducción, pues debo decir que nunca me han llamado especialmente la atención esos tipos de juegos, aunque en su momento hubo alguna que otra excepción que sí disfruté mucho en las recreativas: Tehkan World Cup (Tehkan - 1985) y Paddle Mania (SNK - 1988) en cuanto a deportes, y Rally X (Namco - 1980), Road Fighter (Konami - 1984) y Hot Chase (Konami - 1988) en cuanto a conducción.

 

También hubo algunos juegos de otros géneros menos habituales o más particulares a los que jugué en mi infancia, como pueden ser Pinball Action (Tehkan - 1985), Gun.Smoke (Capcom - 1985), Shackled (Data East - 1986), Empire City (Seibu Kaihatsu - 1986), Kid no Hore Daisakusen (Nichibutsu - 1987), Super Qix (Kaneko/Taito - 1987), Cabal (TAD - 1988) y el mítico Pang (Mitchell - 1989).

 

Después de aquellos años de vicio en las recreativas, las circunstancias de la vida me obligaron a dejar de lado ese mundo durante más de 15 años. Por una parte se debió a mis estudios universitarios, que apenas me dejaban tiempo para nada más, y por otra parte también a que tuve la suerte de disponer de las consolas Megadrive y Super Nintendo. Años antes también pude disfrutar de mi ordenador Amstrad CPC 464, que me tocó en un sorteo de RTVE (creo que es lo único que me ha tocado en toda mi vida, la verdad). Así que, con las consolas en casa, el tiempo libre se lo dedicaba a ellas, dejando de lado las máquinas recreativas. Eso fue así hasta que un maravilloso día descubrí el emulador MAME. Ese día supuso un antes y un después... y es que descubrir que podía jugar en casa con mi ordenador a todos aquellos juegos que disfruté en las recreativas, fue un sueño hecho realidad. 

 

El problema es que me di cuenta de que no me sentía igual jugando en el ordenador con un pad que cuando lo hacía en los bares en una máquina recreativa (a mí si me quitas las palancas y botones arcade, no soy nadie, ya que con un pad o con teclado soy nulo jugando). Un buen día, pululando por la red, descubrí una web dedicada al mundo de los arcade y las recreativas: www.retrovicio.org. Y claro, cuando vi que había gente que se hacía sus propias máquinas recreativas para jugar en casa, con los mandos de verdad y el mueble de verdad, ya aluciné, y vi que el verdadero sueño de tener una de esas máquinas en casa ya era posible, y desde ese momento decidí hacer lo que fuera necesario para conseguirla. 

 

Tras varios meses de leer y leer y leer para enterarme de todo lo mejor posible, decidí encargar las maderas que formarían el mueble de lo que sería mi futura máquina recreativa. Todo lo demás, me lo curré yo mismo: el montaje del mueble, el diseño del panel de control, toda la parte electrónica e informática, controles y, por supuesto, mi sistema de rotación automática del monitor. Y sí, efectivamente, algo que desde el primer momento tuve muy claro fue el hecho de que necesitaba jugar a plena pantalla tanto a los juegos horizontales como a mis amados matamarcianos verticales, por lo que necesitaba diseñar algún sistema que permitiera la rotación del monitor de vertical a horizontal y viceversa. La verdad es que el diseñar este sistema me llevó más de 6 meses de duro trabajo e infinitos quebraderos de cabeza, pero finalmente pude conseguirlo, y creo que a lo grande. Porque, efectivamente, mi sistema de rotación de monitor no sólo hacía rotar el monitor al pulsar un botón del panel de control de la recreativa, sino que, además, hacía rotar el monitor de manera totalmente automática sin ninguna intervención humana: detecta si el juego que se ha ejecutado es de pantalla horizontal ó vertical y entonces posiciona el monitor según el caso. En esta web pretendo realizar una serie de artículos ó tutoriales explicando de manera muy detallada mi sistema de rotación del monitor, de manera que cualquier persona, sin tener conocimientos de nada (o casi nada) pueda llevarlo a cabo en su casa. Aquí os dejo un adelanto en forma de vídeo cuando lo tenía ya terminado pero sin montar aún en la recreativa (de pésima calidad, grabado con mi móvil de entonces allí por el año 2010, lo siento):

Bien... por fin había cumplido un sueño que siempre había tenido: ya disponía de mi máquina recreativa en casa, lista para disfrutarla. Ahora me faltaba ese empujoncito que necesitaba para adentrarme en serio en los juegos, picarme con los amigos, y tratar de mejorar mi puntuación y llegar más lejos. Una vez más, vino a mi rescate la web www.retrovicio.org. Y es que me di cuenta de que allí se organizaban torneos de juegos arcade, y para colmo se trataba de una competición de matamarcianos, mi género favorito, así que no dudé en apuntarme raudo y veloz. Además es algo que recuerdo con mucho cariño, porque es cuando de verdad volví a sentir lo que sentía al jugar de niño, y eso no tiene precio. Fue en Septiembre de 2010, y el juego de ese mes en la competición era el Nemesis. Pero fue mucho más que un inicio, porque pude comprobar también que la gente de allí era genial y pude hacer muchos amigos. Sin lugar a dudas ha merecido la pena...

 

Así me fui introduciendo a esto de las competiciones arcade, jugando todos los meses al juego que saliera, luchando por alcanzar las mejores puntuaciones posibles para quedar lo más arriba posible en las tablas de clasificación... y sin apenas darme cuenta, me adentré en el mundo de los récords arcade. Todas estas competiciones son las culpables de mi manera actual de jugar a un juego arcade. Porque sí, existen básicamente dos maneras de jugar: hacerlo para conseguir terminar el juego de la manera más sencilla posible, o hacerlo para terminar el juego pero con la máxima puntuación posible. Cuando me quise dar cuenta, yo ya había ido por el segundo camino, y ya es imposible cambiar mi manera de jugar. Y creedme cuando os digo que la diferencia entre jugar de la primera manera o hacerlo de la segunda es INMENSA. Completar un juego arcade no es fácil, y desde luego tiene mucho mérito hacerlo, pero completarlo con la máxima puntuación posible requiere un estudio intensivo del juego y también la aplicación, en la mayoría de los casos, de una serie de técnicas que hacen aumentar la dificultad de manera exponencial. Todo esto requiere, por tanto, una dedicación muchísimo mayor (y también la frustración es muchísimo mayor, por cierto). En esta web hablaré de manera extensa sobre estos temas.

 

Y sin más, después de toda esta chapa, cierro esta introducción personal. Espero que por lo menos haya servido para conocer un poquito al tipo que se esconde tras la web y escribe todo lo que en ella aparece ;)

Escribir comentario

Libro de visitas

  • OutRunner (domingo, 07. febrero 2016 11:31)

    Acabo de descubrir tu web personal. Poco a poco iré desgranandla, porque parece muy interesante. tu relato sobre tus origenes como aficionado al arcade son bastante parecidos a los mios. Un
    saludo,
    OutRunner

  • generic_cialis (lunes, 12. septiembre 2016 11:06)

    Hello!

  • cialis (miércoles, 19. octubre 2016 21:11)

    Everybody price for that.

  • free_viagra (jueves, 01. diciembre 2016 11:28)

    How long does stays in your blood - How can i choose which viagra is suit for me.

  • discount_cialis (miércoles, 28. diciembre 2016 15:20)

    The for she know follow on the contents but could watch an senza ricetta.

  • generic_viagra (viernes, 03. febrero 2017 21:53)

    Pfizer Sales: Online Drugstore, Best Prices For All Customers!

  • viagra (domingo, 12. marzo 2017 16:23)

    For Sale In Usa Stores With Next Day Delivery in Hurst .

  • Mb Rips (miércoles, 29. marzo 2017 11:03)

    viagra 2 chainz lyrics
    [url=http://buyviagraonlinenrx.com]buy viagra online[/url]
    viagra generic canada
    <a href="http://buyviagraonlinenrx.com">viagra generic</a>

Introduce el código.
* Campos obligatorios

Contacto:

kelonik@hotmail.com

edusword Retro Arcade también en redes sociales